lunes, 29 de septiembre de 2014

Viviendo según nuestra nueva naturaleza en Cristo

En Romanos 13:10-14 Pablo no solo nos anima a caminar en amor sino vivir de acuerdo a nuestra nueva naturaleza en Cristo.

Romanos 13:10-14 (Biblia Expandida de Fe)
10 El amor no hace daño ni perjudica al prójimo. Así que el amor es el cumplimiento perfecto de la ley.
11 Todo esto tiene especial valor y debemos hacerlo siendo conscientes del momento crítico en que vivimos: que ya es hora de despertar del sueño y salir del letargo, por cuanto nuestra salvación final (es decir, nuestra glorificación) está ahora más cerca que el día en que empezamos a creer en Jesucristo.
12 La noche está muy avanzada, el día (del retorno del Señor) ya casi ha llegado. Por tanto, despojémonos, desechemos y renunciemos de hacer toda obra que tenga que ver con las tinieblas, y equipémonos, pongámonos y vistámonos completamente con la armadura y todas las armas de la luz.
13 Comportémonos honestamente y vivamos decentemente con el decoro propio y propiedad  de quien vive en pleno día para que nadie pueda criticarnos: nada de excesos ni comilonas ni glotonerías ni borracheras ni juergas, nada de fornicaciones ni lujurias ni lascivias ni inmoralidad sexual ni libertinaje ni desenfreno, nada de contiendas ni rivalidades ni discordias ni envidias.
14 Al contrario y en vez de hacer eso, revístanse del Señor Jesucristo (como de una armadura), y no se preocupen ni afanen por satisfacer ni proveer para las desordenadas concupiscencias y los malos deseos de la carne (es decir, la pecaminosa naturaleza humana).