miércoles, 30 de noviembre de 2016

Recibiendo el Poder de Dios - La Evidencia de Haber Recibido el Bautismo con el Espíritu

La Evidencia de Haber Recibido el Bautismo con el Espíritu


Aquí  responderemos a la pregunta de Charles Parham: ¿Cuál es la evidencia en el libro  de los Hechos de recibir el Bautismo del Espíritu Santo?

Hay cinco casos en Hechos en que gente recibió el Espíritu Santo

Hechos 1:4-5,8
4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. 
5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.
8 Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Jesús les dijo a sus discípulos que esperasen en Jerusalén la venida del Espíritu Santo.


Las Lenguas en Pentecostés

Nuestro primer caso fue en el día de Pentecostés. 

Hechos 2:1-4
1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 
2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 
3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

El cumplimiento de esto ocurrió el día de Pentecostés, y la evidencia de lo que recibieron fue que hablaron en otras lenguas.

Hechos 2:16-18
16 Mas esto es lo dicho por el profeta Joel:   
17 Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños;  
18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

Pedro dijo que el derramamiento del Espíritu fue el cumplimiento de la profecía de Joel.

Hechos 2:32-33
32 A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. 
33 Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. 

Los moradores de Jerusalén vieron y oyeron algo, que los discípulos hablaron en lenguas como consecuencia del derramamiento del Espíritu Santo.


Las Lenguas en Samaria

Nuestro segundo caso se ve durante la predicación de Felipe en Samaria.

Hechos 8:4-8, 12
4 Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio. 
5 Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.
6 Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía. 
7 Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados; 
8 así que había gran gozo en aquella ciudad.
12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.

Felipe estaba predicando a Jesucristo con grandes señales y prodigios, y como resultado de ello mucha gente se estaba convirtiendo.

Notemos que las personas se estaban bautizando y sabemos que ningún ministro bautiza a un inconverso.

Hechos 8:14-17
14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; 
15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; 
16 porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. 
17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. 

Pedro y Juan se dieron cuenta que aunque los samaritanos habían recibido a Jesús todavía no habían recibido el Espíritu Santo; así que cuando les imponían las manos ellos recibían el Bautismo del Espíritu Santo.

Hechos 8:18-20
18 Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, 
19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. 
20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero

¿Qué vio Simón, el mago, que lo impulso a querer comprar el poder que tenían los apóstoles?

Recordemos que en Pentecostés los moradores de Jerusalén también vieron algo.

Lo que vieron fue que la gente que recibía el Bautismo del Espíritu hablaba en lenguas.


Las Lenguas en la vida del Apóstol Pablo

El tercer caso fue el apóstol Pablo.

Hechos 9:10-12, 17, 18
10 Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor. 
11 Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora, 
12 y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista
17 Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. 
18 Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado. 

Aquí vemos como Ananías le impuso las manos para que recibiese el Espíritu Santo.

1 Corintios 14:18
18 Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros.

Es evidente que Pablo habló en lenguas, pues, él dice que hablaba en lenguas mas que los corintios.


Las Lenguas en la casa de Cornelio

Nuestro cuarto caso es Cornelio y los suyos unos 10 años después de Pentecostés.

Hechos 10:1-5
1 Había en Cesárea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, 
2 piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre. 
3 Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio. 
4 El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios. 
5 Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro.

Cornelio fue el primer no judío ó gentil que recibió el Bautismo del Espíritu.

Hechos 10:24
24 Al otro día entraron en Cesárea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos. 

Cornelio mandó por Pedro y lo esperó con los suyos y sus amigos mas íntimos.

Hechos 10:44-46
44 Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. 
45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. 
46 Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios.

¿Cómo supieron los judíos que los gentiles habían recibido el Bautismo del Espíritu Santo? Porque los oyeron hablar en lenguas.


Las Lenguas y los Discípulos de Juan

Nuestro quinto caso lo vemos en Efeso unos 20 años después de Pentecostés.

Hechos 19:1-7
1 Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, 
2 les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. 
3 Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. 
4 Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. 
5 Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. 
6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. 
7 Eran por todos unos doce hombres.

Vemos que cuando los 12 discípulos de Juan el Bautista recibieron el Espíritu Santo ellos también hablaron en lenguas.

Después de examinar estos casos podemos llegar a la conclusión a la que llegaron los discípulos de Charles Parham: La evidencia que tuvieron todas las personas que recibieron el Bautismo del Espíritu Santo en el Libro de Hechos fue el hablar en otras lenguas.

Si esa es la evidencia bíblica de recibir el Bautismo del Espíritu Santo, no deberíamos esperar otra, sino aceptarla como una experiencia válida para nuestras vidas el día de hoy.  

sábado, 26 de noviembre de 2016

Recibiendo el Poder de Dios - Las Nuevas Lenguas

Las Nuevas Lenguas


Marcos 16:17
17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

Hechos 2:4
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Una de las señales del Nuevo Pacto es el hablar en nuevas (kainos) lenguas.

Vine define estas nuevas lenguas así:
KAINOS: Indica lo nuevo, lo que es desusado o desacostumbrado; no nuevo ni reciente en el tiempo, sino nuevo en forma o calidad; o de diferente naturaleza comparado con lo que se contrasta como viejo. Las nuevas lenguas (kainos) de Marcos 16:17, son las otras lenguas (heteros) de Hechos 2:4. Sin embargo, estas lenguas son nuevas y diferentes, no en el sentido de que nunca fueron habladas, o que fueran nuevas para los oyentes, pues es evidente en Hechos 2:8 que ese no era el caso; eran nuevos lenguajes para los que hablaban, pero no para los que los escuchaban.
Hechos 2:8
8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?

Jesús le dijo a sus discípulos que iba a derramar el Bautismo del Espíritu Santo sobre ellos.

Hechos 1:4, 5, 8
4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. 
5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.
8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

La señal de que ellos recibieron el Bautismo del Espíritu Santo fue el hablar en nuevas lenguas.

Hechos 2:1-4
1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 
2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 
3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Charles Parham, uno de los padres del movimiento pentecostal, le pidió a los alumnos de su escuela bíblica que encontrasen en el libro de Hechos cual fue la evidencia de que las personas hubieran recibido el Bautismo del Espíritu Santo, todos los alumnos sin excepción descubrieron que el Hablar en lenguas fue la evidencia.

Esto sucedió pocos años antes del gran avivamiento pentecostal de la calle Azusa en 1906; incluso J. Seymour, fundador de ese movimiento fue alumno de Parham.

Hechos 2:5-11
5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo.
6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 
7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 
8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 
9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 
10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 
11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.

En ese momento era en Jerusalén la fiesta de Pentecostés; durante la cual judíos y prosélitos de todo el mundo conocido iban a Jerusalén para celebrarla. De pronto escuchan el viento recio y la gente hablando en el idioma de estos visitantes, los cuales entendían lo que les hablaban; lo cual no ocurría con los que hablaban, pues para ellos eran nuevas lenguas.

Hechos 2:12-21 
12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros ¿Qué quiere decir esto? 
13 Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.  14 Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. 
15 Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. 
16 Mas esto es lo dicho por el profeta Joel:  
17 Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, vuestros ancianos soñarán sueños;  
18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.  
19 Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra, Sangre y fuego y vapor de humo;  
20 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, grande y manifiesto;  
21 Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.   

Pedro dice aquí que las “otras lenguas” vinieron como consecuencia del derramamiento del Espíritu Santo producido como cumplimiento de la profecía de Joel.

Joel 2:28-32
28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 
29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. 30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. 
31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. 
32 Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sión y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

Hechos 2:32-33
32 A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. 
33 Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.

Es interesante lo que dice Pedro, la gente vio y oyó. Además nos dice que esto que vieron y oyeron vino como consecuencia de la obra que hizo Jesús cuando se sentó a la diestra de Dios y recibió la promesa del Padre, que es el Bautismo del Espíritu Santo. 

Hechos 2:38-39
38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. 
39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.

Aquí Pedro nos da los requisitos para recibir el Bautismo del Espíritu Santo: sencillamente recibir a Jesucristo.

También dice para quien es: para todos los que el Señor llamare; es decir para toda persona que reciba a Jesús.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Como Ayudar a Otros Para que Reciban el Bautismo con el Espíritu 4

Quinto Paso
Debemos Ayudarle a Vencer sus Temores

Hay creyentes que tienen temor de recibir algo del diablo, o algún tipo de imitación o falsificación.

Cuando recibí el Bautismo con el Espíritu Santo estaba en un grupo que tenían serias dudas acerca de esta experiencia.

Varios me decían: “¿Cómo sabes que es de Dios? ¿Cómo sabes que tus lenguas no son diabólicas?” Ellos temían recibir algo falso.

Pero no hay motivo para temer Dios da siempre lo verdadero.

LUCAS 11:11-13 (RV60)
11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?
12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?
13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Aquí Jesús compara a Dios con un padre natural; ¿Qué padre si su hijo le pide un pan, le da una piedra? ¿Si le pide un pescado le da una serpiente? ¿Si le pide un huevo le dará un escorpión? Ninguno.

Así como un padre natural, humano, con naturaleza muerta les da buenas cosas a sus hijos cuando se las piden, del mismo modo el Padre Celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan.

Notemos los términos serpiente y escorpión que se usa en este pasaje. Las serpientes y los escorpiones son tipos del diablo y los demonios.

LUCAS 10:19 (RV60)
19  He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones,  y sobre toda fuerza del enemigo,  y nada os dañará.

Si le pedimos el Espíritu Santo no recibiremos una serpiente o un escorpión, no nos va a dar, algo diabólico o una falsificación, nos va a dar exactamente lo que le pedimos el Bautismo con el Espíritu Santo.

Eso es lo que vamos a recibir.

Si le hemos compartido claramente lo que la Palabra de Dios dice al respecto, la fe crecerá en su corazón y estará listo para recibir el Bautismo con el Espíritu y hablar en otras lenguas.


Sexto Paso
Que Reciba por Fe el Espíritu Santo y Hable en Lenguas

En este momento la persona ya está lista para recibir el Bautismo con el Espíritu Santo, este momento es crucial y debemos tener mucho cuidado.

Como ya sabe que va a hablar en lenguas debemos decirle, que cuando empiecen a orar inmediatamente después de ser ministrados no hablen en su idioma natal o un idioma que conozcan.

Me pasó una vez ministrando en masa que le dije a la gente que no ore en castellano ni en español sino en otro idioma diferente, ordene que la gente reciba el Espíritu Santo, y la mayoría empezó a orar en lenguas; me acerqué a una hermana y oí que oraba en quechua, le pregunte si ella conocía antes es idioma y me dijo que si, pero como yo les dije que no oren en castellano ni en español ella pensó que podía orar en quechua; le explique nuevamente y ella al momento empezó a orar en lenguas.

Es bueno explicarle a la gente, para que puedan recibir.

Luego decirles que al momento de ser ministrados ellos digan en su interior: “yo recibo por fe el Espíritu Santo ahora”.

En ese momento que abran sus labios por fe y empiecen a orar en la nueva lengua que el Espíritu Santo les da.

En Juan 7:37-39, Jesús dijo que debíamos venir y beber. "En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba.  El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado."

Jesús dijo  que recibir el Espíritu Santo es como beber agua; ¡No puedes tomar agua con la boca cerrada!

La gente que viene y abre la boca es la que generalmente recibe.

Jesús dijo, "Ven y bebe."  Si actúas por fe en Su, El la honrará, y tu serás bautizado con el Espíritu Santo.


Séptimo Paso
Nunca Presione a la Persona que ha Venido a Recibir

Esto es más un consejo para las personas que están ministrando.

Yo pasé por la Renovación Carismática y vi muchas de estas cosas; cuando alguien venía para recibir el Bautismo con el Espíritu Santo venían varios hermanos bien intencionados que le imponían las manos, lo agarraban del cuello, lo empujaban, lo aplastaban, le levantaban las manos y mil cosas más, si alguien recibía algo de Dios, era un milagro; pero la mayoría de las veces no recibían y el comentario era “no estaba preparado”.

Otra cosa que hacían era gritarle a la persona que venía: “fluye, fluye”, “habla fuerte”, “grita”, “llora”, “sube”, “baja”, “agárrate”, “suéltate”, no se decidían, o subir o bajar, o agarrarse o soltarse, la persona que quería recibir terminaba más confundida y no pasaba nada.

Lo mejor es que solo una persona se acerque y le imponga las manos, y ayude a la persona a recibir.

Una buena práctica es orar en lenguas mientras se ministra a la persona, al oír a otro orar en lenguas su fe se motivará y le será más fácil recibir.

Recordemos que como todas las cosas de Dios el Bautismo con el Espíritu se recibe por fe; si el recibió la Palabra y la creyó, no debemos presionarlo, solamente ayudarlo.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Como Ayudar a Otros Para que Reciban el Bautismo con el Espíritu 3

Cuarto Paso
Debemos Decirle Que Hablará en Lenguas


¿Cómo podemos saber que una persona a recibido el Bautismo con el Espíritu Santo?

El caso de Cornelio y la gente que estaba en su casa nos da la clave.

Hechos 10:44-46 (NBLH)
44 Mientras aún hablaba Pedro estas palabras,  el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.
45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.
46  Porque los oían que hablaban en lenguas,  y que magnificaban a Dios.  

Los judíos se dieron cuenta de que habían recibido el Bautismo con el Espíritu Santo porque los oyeron hablar en lenguas.

Debemos explicarle a la persona que estamos ministrando que va a hablar en un idioma desconocido, es decir, va a orar en lenguas.

Veamos lo que dice Hechos 2:4 en varias versiones:

Hechos 2:4 (N-C)
4 Quedando todos llenos del Espíritu Santo; y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según que el Espíritu les movía a expresarse.

Hechos 2:4 (NBLH)
4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba habilidad para expresarse.

Hechos 2:4 (NVI)
4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.

Hechos 2:4 (Castillian)
4 Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en lenguas que no conocían, conforme a lo que el Espíritu les daba que hablasen.

Ellos empezaron a hablar en un nuevo idioma según el Espíritu los movía, les daba habilidad y les concedía expresarse.

El término en griego del nuevo idioma que recibieron es glossolalia que viene de dos términos griegos glosso laleo cuyo signicado veremos a continuación tomados del Diccionario Strong’s en español:

glossa; de afin. incierta; lengua; por impl. lenguaje, idioma (espec. uno adquirido no naturalmente:-lengua.

laléo; forma prol. de un verbo de otra manera obs.; hablar i.e. pronunciar palabras:-anunciar, dar a conocer, contar, decir, emitir, expresar, hablar, juzgar, predicar.

Luego lo que les pasó es que ellos hablaron una lengua que no fue adquirida de manera natural.

Como hemos visto, una nueva lengua que el Espíritu los movía a expresarse.

Notemos que el Espíritu los movía pero eran ellos los que la hablaban.

Esto también fue lo que le enseño Pablo en 1 de Corintios 14:

1 Corintios 14:14-15 (RV60)
14 Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto.
15 ¿Qué,  pues?  Oraré con el espíritu,  pero oraré también con el entendimiento;  cantaré con el espíritu,  pero cantaré también con el entendimiento. 

1 Corintios 14:14 (AMP)
14 Porque si  yo oro en una lengua (desconocida), mi espíritu (por el Espíritu Santo que está dentro de mi) ora, pero mi menta es improductiva (no lleva fruto ni ayuda a nadie)

El Espíritu Santo que está en nosotros es el que nos da la palabra que hablaremos pero nosotros debemos dar el paso de fe y hablarlas.

Estaba ministrando en una iglesia en Chile el Bautismo con el Espíritu Santo y veía que una hermana se tapaba la boca, le pregunté porque lo hacía y me dijo que era porque quería hablar palabras desconocidas.

Yo le dije háblalas nomás, porque eres tú quien tiene que hablarlas no el Espíritu Santo.

Otra persona me dijo en Perú que no quiería orar en lenguas porque era su carne, yo le dije que por supuesto era su carne, era su boca, eran sus labios, era su lengua, era su voz, era el quien iba a hablar en lenguas.

Otra cosa que debemos decirles es que Jesús mismo dijo que los creyentes hablaríamos en nuevas lenguas.

Marcos 16-17 (RV60)
17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios;  hablarán nuevas lenguas

Marcos 16-17 (LXX)
17 Y señales a los creyentes acompañarán éstas: en mi nombre demonios lanzarán; lenguas hablarán nuevas

Marcos 16-17 (PDT)
17 Los que crean podrán hacer todo esto para demostrar el poder de Dios: expulsarán demonios en mi nombre y hablarán en otros idiomas sin haberlos aprendido.

Marcos 16-17 (MSG)
17 Hay varias señales que acompañaran a los creyentes: Echaran fuera demonios en mi nombre, hablaran nuevas lenguas. 

Como vemos las nuevas lenguas son una señal que acompañará, seguirá y podrá hacer cualquier creyente que lo crea.

Las nuevas lenguas son una señal del nuevo pacto en el cual vivimos y un beneficio para los creyentes.

Al ministrar debemos explicarle los beneficios que tienen las nuevas lenguas que van a hablar.

Un primer beneficio que podemos explicarle es que las lenguas son la oración perfecta porque le hablamos a Dios y solo Él entiende lo que hablamos

1 Corintios 14:2 (RV60)
2 Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres,  sino a Dios;  pues nadie le entiende,  aunque por el Espíritu habla misterios.

1 Corintios 14:2 (AMP)
2 Porque uno que habla en una lengua (desconocida) no habla a los hombres sino a Dios, debido a que nadie entiende o capta su significado, ya que por el Espíritu (Santo) el expresa verdades secretas y cosas escondidas (no obvias para el entendimiento)

1 Corintios 14:2 (Moffat)
2 Porque el que habla en una “lengua” se dirige a Dios y no a los hombres; nadie le entiende; esta hablando secretos divino en el Espíritu.

1 Corintios 14:2 (MSG)
2 Si tú le alabas en el lenguaje privado de las lenguas, Dios te entiende pero nadie más lo hace, porque estas compartiendo intimidades entre tú y Él.

Al orar en lenguas alcanzamos una intimidad con Dios que no tendríamos de otra manera, es una oración entre Dios y nosotros, nadie más puede entendernos,

En esta oración compartimos intimidades, secretos divinos, verdades secretas, cosas escondidas y misterios que no son obvias para nuestro entendimiento.

Debemos explicarle a la persona que estamos ministrando que esas lenguas que hablarán le traerán una comunión e intimidad con Dios en la que nadie, ni siquiera el diablo podrá meterse; estarán haciendo la oración perfecta.

Un segundo beneficio es que serán  edificados o recargados espiritualmente

1 Corintios 14:2 (RV60)
4 El que habla en lengua extraña,  a sí mismo se edifica…

1 Corintios 14:2 (AMP)
4 El que habla en una lengua (extraña) se edifica y mejora a si mismo… 

1 Corintios 14:2 (BBE)
4 El que hace el uso de las lenguas se hace bien a si mismo…

1 Corintios 14:2 (BL95)
4 El que habla en lenguas se fortalece a sí mismo…

1 Corintios 14:2 (DHH)
4 El que habla en una lengua extraña, lo hace para su propio bien.

La palabra edificar es el termino griego oikodomeo, que según Strong significa:

οἰκοδομέω oikodoméo; de lo mismo que G3619; ser constructor de la casa, i.e. construir o (fig.) confirmar:-reedificar, edificación, edificador, edificar, estimular, fortalecer.

Nosotros como casa espiritual somos edificados cuando oramos en lenguas.

El orar en lenguas nos fortalece, nos mejora y es para nuestro propio bien.

Un tercer beneficio del hablar en lenguas es que estimula nuestra fe:

Judas 1:20 (RV60)
20 Pero vosotros,  amados,  edificándoos sobre vuestra santísima fe,  orando en el Espíritu Santo.

Judas 1:20 (AMP)
20 Pero tú, amado, edifícate (fundaméntate) sobre tu santísima fe (progresando, elevándote alto y más alto como un edificio) orando en el Espíritu Santo.

Judas 1:20 (BPD)
20 Pero ustedes, queridos míos, edifíquense a sí mismos sobre el fundamento de su fe santísima, orando en el Espíritu Santo.

Judas 1:20 (MSG)
20 Pero ustedes, queridos amigos, edifíquense cuidadosamente en esta santísima fe por medio del orar en el Espíritu Santo. 

Aquí la término que se usa para edificar es epoikodomeo, veamos su significado en Strong:

epoikodoméo; construir sobre, i.e. (fig.) criar:-sobreedificar, edificar encima.

En este pasaje vemos que sobreedificamos o construimos sobre nuestra santísima fe cuando oramos en lenguas.

El fundamento ya esta colocado, pero el edificio se va construyendo (entre otras cosas) cuando oramos en lenguas.

Es interesante ver en este punto, que cuando actuamos en fe y abrimos nuestros labios en fe para hablar en un lenguaje que no conocemos nuestra fe se estimula, ya que si nuestra fe funciona para hablar en lenguas puede funcionar para las demás cosas.

Expliquémoslo a la persona que ministramos lo que va ha pasar (que va a hablar en lenguas), lo que son las lenguas y los beneficios que tenemos en ellas.