jueves, 24 de abril de 2014

Segundas Oportunidades

Segundas Oportunidades


Pocas veces vemos en la Biblia la historia de segundas oportunidades como la que ocurrió con el evangelista Marcos (por ser autor del segundo Evangelio).

Su historia empieza de una manera muy auspiciosa, viajó con Pablo y Bernabé en el Primer Viaje Misionero:

Hechos 13:4-5
4 Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia, y de allí navegaron a Chipre.
5 Y llegados a Salamina, anunciaban la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos. Tenían también a Juan (Marcos) de ayudante.

Era parte de la historia del inicio de la predicación a los gentiles, estaba saliendo con el gran Apóstol Pablo como su ayudante.

Pero según parece se desanimó en el camino y los abandonó.

Hechos 13:13
13 Habiendo zarpado de Pafos, Pablo y sus compañeros arribaron a Perge de Panfilia; pero Juan, apartándose de ellos, volvió a Jerusalén.

Luego de eso parece que el joven Marcos reflexionó en lo sucedido e intentó viajar con Pablo y su tío Bernabé en el Segundo Viaje Misionero, pero las cosas no sucedieron como esperaba.

Hechos 15:36-39
36 Después de algunos días, Pablo dijo a Bernabé: Volvamos a visitar a los hermanos en todas las ciudades en que hemos anunciado la palabra del Señor, para ver cómo están.
37 Y Bernabé quería que llevasen consigo a Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos;
38 pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra.
39 Y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre.

Pablo que tenía un carácter fuerte se molestó con la idea, pero Bernabé quería darle otra oportunidad a su sobrino, así que se pelearon de tal manera, que se separaron viajando cada uno a lugares opuestos, Pablo tomando a Silas y Bernabé a Marcos.

Pero vemos más adelante en las Epístolas a un Marcos transformado; de haber sido rechazado por Pablo, ahora Pablo lo tiene entre sus colaboradores.

Colosenses 4:10
10 Aristarco, mi compañero de prisiones, os saluda, y Marcos el sobrino de Bernabé, acerca del cual habéis recibido mandamientos; si fuere a vosotros, recibidle.

2 Timoteo 4:11
11  Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio. 

Filemón 1:24  
24 Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores.

Marcos dejo de ser el hombre inútil para volverse en útil, dejo de ser rechazado para convertirse en colaborador.

Pero no solo eso se dice de Marcos, sino como la historia dice, se convirtió en colaborador de Pedro, de tal manera que este lo llama su hijo:

1 Pedro 5:13 
13 La iglesia que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros, y Marcos mi hijo, os saludan. 

Es decir, Marcos fue colaborador tanto de Pablo como de Pedro, tremenda segunda oportunidad que tuvo.

Así que si has cometido errores en el pasado y te sientes que nunca habrá otra oportunidad, recuerda: Dios es un Dios de segundas oportunidades.







domingo, 20 de abril de 2014

La Tumba Vacía

Sus enemigos lo vieron morir, pensaron que habían vencido, ya habían pasado tres días, cuando de pronto algo pasó que cambiaría el rumbo de la historia para siempre


El domingo, al amanecer, las mujeres fueron a la tumba de Jesús para llevar los perfumes que habían preparado. Cuando llegaron, vieron que la piedra que tapaba la entrada de la tumba ya no estaba en su lugar. Entonces entraron en la tumba, pero no encontraron el cuerpo de Jesús. Ellas no sabían qué hacer ni qué pensar.

De pronto, dos hombres se pararon junto a ellas. Tenían ropa muy blanca y brillante. Las mujeres tuvieron tanto miedo que se inclinaron hasta tocar el suelo con su frente. Los hombres les dijeron:

«¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? Recuerden lo que Jesús, el Hijo del hombre, les dijo cuando todavía estaba en la región de Galilea. Él les dijo que sería entregado a hombres malvados que lo matarían en una cruz, pero que al tercer día iba a resucitar.»

(Lucas 24:1-7 - Traducción en Lenguaje Actual)

Era mañana del domingo, las mujeres fueron a la tumba con los perfumes preparados, en tristeza recordando la muerte de aquel que palabras de vida traía.

Al llegar a la tumba, la piedra que la tapaba estaba movida, y la tumba estaba vacía.

De pronto dos ángeles aparecieron llenando de luz todo el lugar, y les dijeron estas palabras que cambiarían sus vidas para siempre:

"¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?"

Les recordaron las palabras de Jesús de que que moriría pero resucitaría al tercer día.

Ellas comprendieron, la tumba estaba vacía por que Jesús había resucitado.

Jesús vive hoy, este no es un día de lamento sino de alegría. porque la muerte no pudo retenerlo y Jesús salió victorioso de ella.

Y de la manera que Él resucitado es poderoso para dar vida a todos los que se acercan a Él.

Así que esta mañana acércate a Él confiado, confiésalo como tu Señor y cree que Dios lo levantó de los muertos.

Recuerda lo que dijo el Apóstol Pablo en Romanos 10:8-10:

"Lo que dice es: «La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón.» Ésta es la palabra de fe que predicamos: «Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.» Porque con el corazón se cree para alcanzar la justicia, pero con la boca se confiesa para alcanzar la salvación."

Así que, ¿qué esperas?

Ven y confiesa hoy a Jesús como tu Señor ya que has creído que Dios lo resucito de los muertos.




sábado, 19 de abril de 2014

Viviendo en Victoria en Cualquier Circunstancia

Viviendo en Victoria en Cualquier Circunstancia


Que la esperanza los mantenga alegres y gozosos; 
que las dificultades, pruebas y tribulaciones no les hagan perder el ánimo sino manténganse firmes y pacientes; 
y en la oración sean constantes, dedicados y perseverantes (de modo que ésta nunca cese de sus labios).
- Romanos 12:12 (Biblia Expandida de Fe)

Al leer este pasaje nos encontramos con tres actitudes que el creyente debe tener para enfrentar victoriosamente en cualquier situación en la que se encuentre.

1. La esperanza debe mantenerte alegre y gozoso

Tenemos esperanzas gloriosas, el pronto retorno de Cristo, nuestra redención final y muchas cosas más por las cuales regocijarnos.

En Romanos 8:18 dice: "Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse." 

Así que podemos mantener siempre una actitud de alegría y regocijo pues sin importar las situaciones que pasemos siempre hay un mejor día por delante para nosotros.

Pero nuestra alegría y regocijo no deben ser por las cosas que tendremos "allá en el cielo", sino desde la pèrspectiva de la victoria que Dios a preparado aquí en la tierra.

Como dice 2 Corintios 2:14: "Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento." 

Así que alegrémonos y regocijémonos porque la victoria es nuestra.

2. Debes mantenerte firme y paciente en medios de las dificultades, pruebas y tribulaciones

En Santiago 1:2-4 dice: "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna."

Thayer define la palabra paciencia como "permanecer, morar, no retroceder o huir, a perseverar, a aguantar, soportar con valentía y con calma".

En medio de la dificultad debes mantenerte firme, permanecer en tu posición, no retroceder ni huir, aguantar y soportar con valentía y calma, sabiendo que Dios ya te ha dado la victoria.

Puede que el cuadro se vea totalmente borroso, pero si sigues firme y sin desmayar empezará a tomar forma y disfrutarás de la victoria que Dios preparo para ti.

3. Se constante, dedicado y perseverante en la oración, de modo que ésta nunca cese de sus labios

La oración es sencillamente tener comunión con tu Padre celestial, saber que que el te oye y te responde cada que estás orando de acuerdo a su voluntad, que es Su Palabra.

En 1 Juan 5:14-15 dice: "Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.".  

La oración nunca debe cesar de nuestros labios porque tenemos confianza que Él nos oye, así que con esa confianza seamos constantes, dedicados y perseverantes,sabiendo que la victoria es nuestra

viernes, 18 de abril de 2014

Como el agua en una olla hirviendo

Como el agua en una olla hirviendo


No sean ociosos ni perezosos sino celosos, cuidadosos, diligentes, esforzados, incansables y solícitos en la actividad y el trabajo, ardientes, dispuestos y fervientes en el espíritu, siendo siempre prontos y constantes en el servicio del Señor.
- Romanos 12:11 (Biblia Expandida de Fe)

En este pasaje vemos cual debe ser la actitud que debemos tener como creyentes en el Señor, siempre viviendo en el fuego del Espíritu Santo.

La palabra perezoso en este versículo significa: "Dejar las cosas para después, sentirse reacios, ser lentos, vacilar."

Esta palabra me recuerda a una palabra moderna, "procrastinar".

La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. 

De esto nos habla este pasaje, no perdamos el tiempo con las cosas menos importantes, todo lo contrario, el caminar con Cristo es lo suficientemente valioso como para hacerlo fervientemente con entusiasmo y cuidado. 

Mantengámonos en fuego con el Señor, debemos permitirle al Espíritu Santo obrar en nuestras vidas de tal manera que sea como el agua vaporosa que sale de una olla que está hirviendo por estar bajo el fuego.

Mucha gente le llama a eso el primer amor, nunca debemos perderlo, debemos seguir toda la vida con ese entusiasmo y fuego con el cual empezamos nuestro caminar en Cristo.

Mientras más avancemos en el Señor hagámoslo ardientemente porque elSeñor tiene cosas grandes para cada uno de nosotros.






martes, 8 de abril de 2014

El Centro de Atención

El Centro de Atención


... en cuanto a honra, estimándose, respetándose y prefiriéndose los unos a los otros 
- Romanos 12:10 - Biblia Expandida de Fe

Wuest nos dice que la palabra "honra", una valoración por el cual el precio es fijado, la deferencia, reverencia, veneración, el honor." Por lo tanto, la palabra significa " el respeto mostrado a otro que se mide por la evaluación de uno hacia los otros." 

Si debemos evaluar a los demás para mostrarles respeto, ¿cual debe ser nuestra medida de valoración?

MacArthur nos dice: "Demostrar el genuino aprecio y admiración por los demás creyentes poniéndolos primero."

Nuestra valoración nunca debemos ser nosotros mismos sino siempre debe ser poniendo a nuestros hermanos en Cristo antes que nosotros.

Barnes nos explica un poco más: "La palabra "prefiriendo" significa ir antes, dirigir, dar ejemplo. Por lo tanto, mostrando respeto mutuo y honra, deben esforzarse en sobresalir; no para ver quién puede obtener más honra sino quien puede otorgar o manifestar más respeto."

Entonces, si en algo vamos a sobresalir es en esforzarnos en dar mayor respeto a nuestros hermanos en Cristo.

Eso quita todo orgullo de nosotros ya que ya no somos nosotros el centro de atención sino nuestros amados hermanos en Cristo.



lunes, 7 de abril de 2014

Como Hermanos de Sangre

Como Hermanos de Sangre


El amor debe ser auténtico, genuino, real y sincero, sin fingimiento ni hipocresía ni siendo una simple apariencia externa; rechazando y aborreciendo lo que es malo, firmemente adheridos y aferrados a lo que es bueno.

Ámense los unos a los otros recíprocamente con un verdadero y profundo amor fraternal (como hermanos y hermanas); en cuanto a honra, estimándose, respetándose y prefiriéndose los unos a los otros.
- Romanos 12:9-10 (Biblia Expandida de Fe)

En estos dos versículos nos muestra cual debe ser la actitud que debemos tener entre nosotros.

Vemos que se utilizan dos palabras griedas para amor en estos versículos; en el 9 AGAPE, que es la clase de amor de Dios que fue derramada en nosotros por el Espíritu Santo.

Romanos 5:5
5 Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. 

Ese amor, es el mismo amor AGAPE de Dios, y ya está en nosotros por ser de Cristo.

La otra que vemos en el 10 es PHILEO y que es el amor entre hermanos.

El tema general de estos dos versículos es el amor que debemos tener los creyentes entre nosotros, el cual debe ser como es amor se que tienen los hermanos entre si.

Como creyentes somos una gran familia, tenemos un Padre celestial, un hermano mayor que es Jesucristo y muchos hermanos y hermanas en todo el mundo que como nosotros han nacido de nuevo.

Vemos en estos versículos el amor como actitud del corazón y el amor como relación del alma. Unos es lo que tu eres y otro lo que tu haces.

Romanos 8:29 
29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 

Jesucristo fue hecho el primogénito entre muchos hermanos, los cuales somos todos los creyentes en Cristo.

En este pasaje vemos como debemos manifestar ese amor de Dios que tenemos que tenemos en nosotros como creyentes en Jesucristo, el cual Farrar lo describe muy bien: "Ama a los hermanos en la fe, como si fueran hermanos de sangre."

Dios nos ha capacitado para amar cuando derramó su amor AGAPE en nosotros así que amemos a nuestros hermanos en Cristo con el amor PHILEO, como si fueran nuestros propios hermanos de sangre.





sábado, 5 de abril de 2014

Los Dones de Función que Hacen Algo

Los Dones de Función que Hacen Algo

Sigamos con nuestra enseñanza acerca de los dones de función.

Como hemos definido anteriormente existen 2 categorías de los dones de función: los que dicen algo y los que hacen algo, en esta ocasión veremos los dones de función que hacen algo.


Teniendo diversos y diferentes dones (aptitudes, capacidades y habilidades), que varían según la gracia que Dios nos ha concedido a cada uno de nosotros en su generoso amor (para realizar nuestra labor dentro del cuerpo); si el don que alguien ha recibido es el de profecía, que profetice en proporción y conforme a la medida de fe que le fue asignada.
Si la gracia que Dios le ha concedido es el diaconado, que es el don de servicio o ministración a otros, que use su don sirviendo y ministrando bien. Si la gracia que ha recibido es el don de maestro, use su don y cumpla su labor dedicándose a la enseñanza y a la doctrina.
Si la gracia que ha recibido es el don de exhortar y predicar, dedíquese a exhortar y animar a los demás; si la gracia que ha recibido es el don de repartir hágalo con generosidad y liberalidad. Si la gracia que ha recibido es el don de presidir, liderar y dirigir, cumpla su responsabilidad con diligencia y con todo esmero; si la gracia que ha recibido es el don de misericordia y de ayudar a los necesitados, hágalo con alegría.
Romanos 12:6-8 (Biblia Expandida de Fe)

Los dones de función que hacen algo son tres tipos de ministerios  que se ocupan de servir en las diversas de la iglesia local a la que pertenecen.

Son cuatro estos dones de función, el don de servicio, el don de repartir, el don de presidir y el don de mostrar misericordia.


EL DON DE FUNCIÓN DE SERVICIO

Si la gracia que Dios le ha concedido es el diaconado, que es el don de servicio o ministración a otros, que use su don sirviendo y ministrando bien
- Romanos 12:7 - Biblia Expandida de Fe 

Acerca del don de función de servicio Wuest nos dice:

"Servir" es diakonia, esta es una de las palabras griegas para siervo. Trench dice que esta palabra representa el siervo en su actividad. Por tanto, la palabra se refiere al que sirve... La palabra "ministerio" está en la esfera. La exhortación es que la persona que presta el servicio debe prestar servicio en el ámbito o esfera en que Dios lo colocó y para el que le dio ese don. Moule dice de esta palabra: "Casi cualquier trabajo excepto el de la expresión inspirada o de milagros se pueden incluir en aquí." Godet dice; "Una actividad de naturaleza práctica ejercida en la acción, no en la palabra."

El que sirve, también conocido como el que ministra, o como se le llama en muchas iglesias el diácono, abarca las diversas áreas de servicio dentro de la iglesia local; donde quiera que haya una necesidad Dios levanta dones de servicio para suplirla.

Hay muchas áreas de servicio en la iglesia y Dios capacita a creyentes para realizarlas.

DON DE FUNCIÓN DE REPARTIR

si la gracia que ha recibido es el don de repartir hágalo con generosidad y liberalidad 
- Romanos 12:8 - Biblia Expandida Fe

La persona que tiene este don tiene una capacidad sobrenatural para conseguir dinero, ya que la labor de su función es repartir; si no tienes dinero no puedes repartirlo.

Otra característica que tiene es un corazón generoso, cuando se levanta una necesidad, él está ahí sin que nadie lo llame, esa es su vida, vive para dar.


DON DE FUNCIÓN DE PRESIDIR

Si la gracia que ha recibido es el don de presidir, liderar y dirigir, cumpla su responsabilidad con diligencia y con todo esmero
- Romanos 12:8 - Biblia Expandida Fe

El don de presidir es el que lidera y dirige.

Como dice Vincent: "El que se coloca al frente. La referencia es a cualquier posición que implica supervisión."

En una iglesia local siempre hay diversos ministerios especializados, y siempre es necesaria una persona que se coloque al frente para poder supervisar que todo marche correctamente y en orden.

Sea la música, los jóvenes, los niños, los consejeros, los ujieres, o cualquier otro grupo dentro de la iglesia siempre se necesita de un líder, y Dios ha hecho esa provisión a través del don de presidir.

Como dice Wuest acerca de la palabra diligencia: "La idea de hacer las cosas sin demora, estar dispuesto, ser diligente, y poner todo el esfuerzo se encuentra en esa palabra." 

El que preside no solo debe depender de su don, debe ejercerlo con un intenso esfuerzo y determinación.

DON DE FUNCIÓN DE MISERICORDIA

si la gracia que ha recibido es el don de misericordia y de ayudar a los necesitados, hágalo con alegría
- Romanos 12:8 - Biblia Expandida Fe

Barnes nos dice aceca de este don: "Calvino dice que es probable que esto se refiera a los que tenían el cuidado de los enfermos y los débiles, los ancianos y los necesitados; no tanto para cubrir sus necesidades por medio de la caridad, sino para atenderlos en sus tribulaciones, y cuidar de ellos."

Vemos que este don va dirigido hacia las personas que tienen necesidades, los enfermos, los débiles, los ancianos, los huérfanos, las viudas, es decir, hacia todo aquel que tiene una necesidad.

Acerca de la actitud que deben tener los que tienen este don Vincent nos dice: "La disposición gozosa, la gracia amable, la afabilidad que llega hasta el punto de la alegría, que hacen que el visitante sea un rayo de sol que penetra en el cuarto del enfermo, y el corazón de afligido."

No vamos con una cara de tristeza y mucho menos de espanto, vamos con alegría, eso nos ayuda también no solo a guardar nuestro corazón sino para ayudar a que el necesitado pueda recibir los que Dios tiene para él.