jueves, 7 de junio de 2012

Romanos 8:24-27 (Biblia Expandida de Fe)

Seguimos avanzando con la Biblia Expandida de Fe, aquí les dejo el avance de Romanos 8

  • 24 Fue en esta confiada, favorable y gozosa esperanza que hemos sido salvados y vivimos. Pero si vemos y está presente el objeto de lo que esperanzados aguardamos confiadamente, eso no es esperanza; después de todo, ¿qué persona aguarda confiadamente esperanzado, por algo que ya está viendo? 
  • 25 Pero si continuamos esperando lo que todavía no vemos, nos mantenemos firmes aguardándolo anhelante y expectantemente con paciencia, perseverancla, constancia y confianza.
  • 26 Y de igual manera, también el Espíritu Santo mismo viene para ayudarnos, nos socorre y nos rescata brindándonos una mano para poder aferrarse juntamente con nosotros en contra de nuestras debilidades, carencia de fuerzas, dificultades, problemas e incapacidad de producir resultados. Porque cuando oramos no sabemos que pedir ni cómo hacerlo como conviene; sin embargo, el Espíritu mismo intercede y alega a favor nuestro utilizando gemidos y suspiros indecibles, inexplicables, intraducibles e inefables en palabras que no pueden expresarse en lenguaje articulado,
  • 27 Y Dios el Padre, quien es Aquel que examina, escudriña, sondea, investiga y penetra los secretos más íntimos de nuestros corazones, percibe, reconoce y sabe cuál es la mentalidad, la aspiración, el deseo y la intención del Espíritu Santo. Porque el Espíritu intercede y apela ante Él en favor de todos los creyentes, que son la gente santa y consagrada de Dios, conforme a Su voluntad y de acuerdo a lo que Él quiere.