viernes, 18 de octubre de 2013

Recibiendo el Poder de Dios - Siete Razones Por Las Que Todo Creyente Debería Hablar En Lenguas

Siete Razones Por Las Que Todo Creyente Debería Hablar En Lenguas


Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros
- Primera de Corintios 14:18 

Al leer el libro de Corintios lo que más nos salta a los ojos es ver el deseo de los corintos por hablar en lenguas.

Si Pablo habló en lenguas más que ellos, debe haberse despertado hablando en lenguas, irse a la cama hablando en lenguas, y hablar en lenguas entre comidas.  Todo el día se la pasaba hablando en lenguas.

Veamos las razones por las que todo creyente debe hablar en lenguas:


Razón 1
Las Lenguas Son La Señal  Inicial

Cuando recibimos el Bautismo con el Espíritu Santo hablamos en otras lenguas según el Espíritu nos da las palabras. 

Esta es la evidencia o señal inicial de la segunda obra del Espíritu Santo en nosotros. 

Hechos 2:4 (RV60) 
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen  

Este fue el patrón en el Libro de Hechos, cuando los creyentes eran Bautizados con el Espíritu hablaron en lenguas.

Hechos 10:44-46 (RV60)
44  Mientras aún hablaba Pedro estas palabras,  el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.
45  Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.
46  Porque los oían que hablaban en lenguas,  y que magnificaban a Dios.  

Los judíos se dieron cuenta que los gentiles habían sido bautizados con el Espíritu Santo porque los oyeron hablar en lenguas.

Pedro contando lo que pasó en la casa de Cornelio en el concilio de Jerusalén dijo lo siguiente:

Hechos 11:15-17 (RV60)
15  Y cuando comencé a hablar,  cayó el Espíritu Santo sobre ellos también,  como sobre nosotros al principio.
16  Entonces me acordé de lo dicho por el Señor,  cuando dijo: Juan ciertamente bautizó en agua,  mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo.
17  Si Dios,  pues,  les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo,  ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios?

Pedro cuenta que cuando vio que el Espíritu Santo se derramó en la casa de Cornelio tal como sucedió en Pentecostés, es decir, al oírlos hablar en lenguas, se dio cuenta de que habían recibido el Bautismo con el Espíritu Santo.

La forma que podemos saber que una persona ha recibido el Bautismo con el Espíritu Santo es cuando lo oímos hablar en lenguas.

Concluimos que la evidencia inicial de haber recibido el Bautismo con el Espíritu Santo es el hablar en lenguas.


Razón 2
Las Lenguas Son La Oración Perfecta

El orar en lenguas es la oración perfecta, solo Dios la entiende.

1 Corintios 14:2 
2 Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios.

Cuando oramos en lenguas nadie nos entiende ni los hombres, ni el diablo, ni los ángeles, porque estamos hablándole misterios a Dios, y solo Él nos entiende.

La traducción The Message (El Mensaje) lo traduce de esta manera:

1 Corintios 14:2 (MSG)
2  Si tú le alabas en el lenguaje privado de las lenguas, Dios te entiende pero nadie más lo hace, porque estas compartiendo intimidades entre tú y Él.

Cuando oramos en lenguas nadie más que Dios nos entiende porque estamos compartiendo un tiempo de intimidad con Él.

Moffat lo traduce así:

1 Corintios 14:2 (Moffat)
2  Porque el que habla en una “lengua” se dirige a Dios y no a los hombres; nadie le entiende; esta hablando secretos divino en el Espíritu.

Podemos concluir que Dios nos ha dado un medio sobrenatural para poder comunicarnos con Él.  

1 Corintios 14: 14
14 Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto.

Veamos como lo dice la Versión Amplificada

1 Corintios 14:14 (AMP)
14  Porque si  yo oro en una lengua (desconocida), mi espíritu (por el Espíritu Santo que está dentro de mi) ora, pero mi menta es improductiva (no lleva fruto ni ayuda a nadie)

Al orar en lenguas es nuestro espíritu el que ora, por el Espíritu Santo que está morando dentro de él.

Juan 4:23-24 (RV60)
23  Mas la hora viene,  y ahora es,  cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad;  porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
24  Dios es Espíritu;  y los que le adoran,  en espíritu y en verdad es necesario que adoren. 

Dios Es espíritu, y en este periodo de la iglesia nos ha dado un medio para poder adorarlo en espíritu, las lenguas.

La oración en lenguas es la oración perfecta porque es hecha en el espíritu, nadie la entiende pues hablamos secretos divinos, y es un momento de comunión íntima con el Señor.


Razón 3
Las Lenguas Son Para Nuestra Edificación

Una tercera razón para hablar en lenguas es que sirven para nuestra edificación personal y crecimiento espiritual.

1 Corintios 14: 4 
4 El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia. 

La palabra edificación es el término griego oikodomeo, que es la palabra que se usa para construir una casa.

1 Pedro 2:5
5  vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 

Nosotros como casa espiritual recibimos nuestra edificación espiritual cuando oramos en lenguas.


Razón 4
Las Lenguas Nos Recuerdan La Presencia Del Espíritu Viviendo En Nosotros

El hablar en lenguas es una demostración sobrenatural que el Espíritu Santo vive en nosotros. 

Jesús dijo en Juan 14:15-17: “Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros." 

Jesús dijo que el Espíritu Santo es él consolador que iba a venir a vivir en nosotros.

Como hemos visto en Hechos 10:46, los judíos supieron que la salvación eran también para los gentiles “porque les oían que hablaban en lenguas”. 

Ellos sabían que había una evidencia exterior de que una persona tenía el Espíritu Santo viviendo en él.

El hablar y orar continuamente en lenguas nos ayuda a estar conscientes de la presencia del Espíritu, lo cual influirá en nuestra vida. 


Razón 5
Al Orar En Lenguas Oramos La Voluntad Perfecta De Dios

Romanos 8:26 (RV60)
26 Y de igual manera  el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué  hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Es un hecho que muchas veces no sabemos como orar ó por que orar; en ese momento de debilidad es que el Espíritu Santo viene en nuestra ayuda

P.C. Nelson, un connotado maestro bíblico y un erudito del idioma griego.  Le decía a los jóvenes ministros  que el griego decía literalmente: “El Espíritu Santo mismo hace intercesión por nosotros con gemidos que no pueden ser expresados en lenguaje articulado” (lenguaje  articulado es la clase ordinaria de lenguaje).  El les dijo que el griego confirma que esto no sólo incluye “gemidos” en oración, sino también “otras lenguas”.  

El Espíritu Santo que vive en nosotros es quien nos da las expresiones;  Nosotros solo hablamos lo que sale de nuestro espíritu.  De ese modo el Espíritu  Santo nos ayuda a orar de acuerdo a la voluntad de Dios.

Cuando dice la frase "el Espíritu mismo intercede por nosotros”; la palabra “por” es el término griego juper cuyo significado en Strong es:

jupér; prep. prim.; sobre, i.e. (con el gen.) de lugar, encima, más allá, a través, o causal, por causa de, en lugar de, respecto a; con el ac. superior a, más que:-por amor a, a favor, con gran insistencia, en lugar de, sobrepasar. [En composición retiene muchas de las aplicaciones indicadas.]

Una de las traducciones es “a través de”.

En el griego este término jupper es un pronombre personal en primera persona, de caso genitivo y en forma plural.

Veamos la palabra “genitivo” en el Diccionario de la Real Academia Española:

Gram. Uno de los casos de la declinación de algunas lenguas, generalmente de valores muy variados que puede denotar propiedad, posesión o pertenencia, el objeto sobre el que recae o que produce la acción transitiva expresada por un nombre, la cualidad o la cantidad de alguien o algo, el precio de lo que puede venderse, el todo del cual se menciona una parte, la naturaleza de algo, etc.

La palabra transitiva es: “(algo) Que pasa y se transfiere de uno a otro” (DRAE).

El objeto sobre el que recae somos nosotros, el que produce la acción transitiva es el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es quien da las palabras o “gemidos indecibles” y las transfiere a nosotros quienes realizamos la acción.

El Espíritu Santo no gime ni ora en lenguas sin nosotros. Esos gemidos vienen de nuestro interior y salen por nuestros labios. 

Es lo que dice en Primera de Corintios 14:14: “Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu  ora, pero mi entendimiento queda sin fruto”. O como dice la Versión Amplificada: “Mi espíritu ora (por el Espíritu Santo que está en mi)."

El Espíritu Santo ora con nosotros, no lo hace por si mismo, el da las palabra, nos las transfiere y nosotros hacemos la acción de orar.


Razón 6
Orar En Lenguas Nos Ayuda A Orar Por Lo Desconocido

Esta razón es consecuencia de la anterior

Romanos 8:26 (BAD)
26 Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.

Romanos 8:26 (Castillian)
26 De igual manera, el Espíritu Santo nos ayuda a superar nuestra humana debilidad; porque ni siquiera sabemos qué debemos pedir ni cómo pedirlo, y es el Espíritu Santo el que ora por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.

A veces no sabemos que cosa orar ni como orar. Hay cosas que ni nos imaginamos que están sucediendo, pero el Espíritu Santo si lo sabe, en ese momento el nos mueve a orar en lenguas.

Cuando estudiaba en el Centro de Entrenamiento Bíblico, una tarde como a las seis tuve una impresión de orar por una persona, no sabía que le pasaba, por tanto no sabía que orar.

Así que empecé a orar en lenguas por una hora, hasta que se levantó esa carga de oración.

Al día siguiente le pregunte que le había pasado ayer entre las seis y siete de la noche; ella me respondió que durante esas horas había tenido unas ganas muy fuertes de suicidarse, pero a las siete esas ganas cesaron y desde entonces no volvió a tenerlas.

¿Cómo podía yo saber eso? No había manera, pero el Espíritu Santo me guió y me dio las palabras para que las hable en lenguas.

El orar en lenguas nos ayuda a orar por situaciones que nadie conoce o se imagina; así que seamos sensibles al Espíritu Santo y oremos en lenguas cuando el Espíritu Santo nos guíe.


Razón  7
Orar En Lenguas Sobreedifica Nuestra Fe

Judas 20
20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo. 

El orar en lenguas ayuda y estimula nuestra fe. El orar en lenguas nos  ayuda a aprender a confiar en Dios más plenamente. El hablar en lenguas ayuda a mi fe. 

Veamos lo que dice la versión The Message (El Mensaje).

Judas 1:20 (MSG)
20 Pero ustedes, queridos amigos, edifíquense cuidadosamente en esta santísima fe por medio del orar en el Espíritu Santo. 

Aquí la término que se usa para edificar es epoikodomeo, veamos su significado en Strong:

epoikodoméo; construir sobre, i.e. (fig.) criar:-sobreedificar, edificar encima.

Al orar en lenguas construimos encima de algo que ya tenemos, sobreedificamos; el orar en lenguas no me da fe sino ayuda y edifica a mi fe.

El hecho de que cada vez que hablo en lenguas tengo que usar mi fe; y creer que seguiré hablando una y otra vez; esto me sirve de ejercicio espiritual.

El hecho de que mi fe funciona en esta área me ayudará a creer que mi fe funcionará en otras.