domingo, 23 de febrero de 2014

El Injerto

Foto: Por lo demás, al ser santos, por estar consagrados a Dios, los primeros frutos o primicias que se hacen de una masa, toda la masa lo será; y, al ser santa la raíz de un árbol, también lo serán las ramas.
Es verdad que algunas ramas fueron desgajadas y que entre las que quedaban tú que eras olivo silvestre fuiste injertado entre ellas, y de esa manera llegaste a participar de la misma raíz y compartir de la rica y nutritiva savia del olivo.
Romanos 11:16-17 (Biblia Expandida de Fe)

Por lo demás, al ser santos, por estar consagrados a Dios, los primeros frutos o primicias que se hacen de una masa, toda la masa lo será; y, al ser santa la raíz de un árbol, también lo serán las ramas.
Es verdad que algunas ramas fueron desgajadas y que entre las que quedaban tú que eras olivo silvestre fuiste injertado entre ellas, y de esa manera llegaste a participar de la misma raíz y compartir de la rica y nutritiva savia del olivo.
Romanos 11:16-17 (Biblia Expandida de Fe)

Para poder entender lo que Pablo está hablando debemos definir las figuras que él utiliza:

Las Primicias

Lo primero que Pablo nos habla es de las primicias o primeros frutos.

Vernon McGee quien durante años transmitió el programa radial "A través de la Biblia", nos dice esto:

Las “primicias” evidentemente se refiere al origen de la nación: Abraham, Isaac y Jacob. 

La Masa

Marvin Vincent, autor del famoso comentario: "Estudios de la Palabra en el Nuevo Testamento"; escribió en el Siglo XIX:

"La masa" es todo el cuerpo de las personas. La aparente confusión de la metáfora, primicias, masa, se resuelve por el hecho de que los primeros frutos no se aplica exclusivamente a la cosecha, sino que es el término general para la primera parte de todo lo que se ofrecía a Dios. La referencia aquí es Números 15:18-21; según el cual los israelitas tenían que apartar una porción de la masa de cada cocción de pan para un pastel para los sacerdotes. Esto fue llamado primicias.

La masa está hablando del pueblo de Israel.

La Raiz

Archibald Thomas Robertson, otro conocido comentarista, autor del famoso libro de consulta "Figuras de la Palabra en el Nuevo Testamento", escribió a inicios del Siglo XX:

La raíz; tal vez solamente Abraham aquí. La metáfora cambia, pero la idea es la misma. Israel es visto como un árbol. Pero hay que recordar y tener en cuenta el doble sentido de Israel en Romanos 9:6., lo natural y lo espiritual.

El Árbol

Del comentario anterior podemos ver que el árbol parece referirse a Israel.

Las Ramas

John MacArthur, en su Comentario Bíblico del 2005 dice acerca de las ramas: "Los descendientes de los patriarcas: la nación de Israel."

El Olivo Natural y el Olivo Silvestre

Robertson nos dice aquí lo siguiente:

Siendo olivo silvestre. Esta palabra, usada por Aristóteles, se produce en una inscripción. Ramsay muestra que los antiguos usaban el injerto de un olivo silvestre en un viejo olivo para revitalizar el árbol tal como Pablo usa la figura de aquí y que tanto el olivo y el injerto eran influenciados entre sí, aunque el injerto del olivo silvestre no producía tan buenas aceitunas como la población original. Pero hay que señalar que, en Romanos 11:24 Pablo declara expresamente que el injerto de los Gentiles en el balance del Israel espiritual era “contrario a la naturaleza”.

Entonces, vemos que el olivo natural se esta refiriendo al Israel espiritual y el olivo silvestre a los gentiles que serían injertados.

Las Ramas Injertadas

Vincent nos dice acerca de las ramas injertadas:

Has sido injertado en lugar de ellas. Este verbo se encuentra sólo en este capítulo. Viene de picadura, aguijón. Por lo tanto, en el verbo injertar se hace hincapié en la incisión. Algunos colocan en su lugar, en vez de entre ellos, pero esta última está más de acuerdo con hecho de ser participante. De ahí que la referencia no es a algunas de las ramas desgajadas en lugar del cual los Gentiles fueron injertados, pero a las ramas en general. 

Vemos aquí que el injerto más que una sustitución de las ramas desgajadas fue un injerto en medio de las ramas del olivo que habían quedado.

Y esto es una figura de lo que es la iglesia, la unión de dos pueblos, los israelitas y los gentiles para formar uno solo.

El Participar de la Raiz y de la Savia del Olivo

Barton W. Johnson, en su comentario "El Nuevo Testamento de la Gente", escribió en el Siglo XIX acerca de esto:

Con los cristianos judíos, estos cristianos gentiles se hicieron partícipes de todas las bendiciones pertenecientes a la simiente de Abraham.

Y John MacArthur lo confirma:

La raíz y de la savia. Una vez injertados, los gentiles participan de la riqueza de las bendiciones del pacto de Dios a los herederos espirituales de Abraham.  

Conclusiones

El hecho de que los gentiles hayamos sido injertados dentro del olivo natural significa que ahora formamos parte de la iglesia, pero no solo eso, sino que por el hecho de ello participamos de la raíz y de la rica y nutritiva savia del olivo, que son todas las bendiciones y privilegios del pacto que Dios hizo con Abraham.

Somos herederos del Pacto de Dios con Abraham.