martes, 1 de abril de 2014

En Medio de Terremotos y Tsunamis

En Medio de Terremotos y Tsunamis



Hoy me enteré que mis amados hermanos del norte de Chile y del sur del Perú pasaron por un desagradable terremoto de más de 8 grados.

Una cosa sé y es que en medio de un terremoto y de alertas de tsunamis podemos confiar en el cuidado y protección de Dios.

Durante los años, amigos muy queridos me han contado como Dios los ha protegido a ellos y a sus familias en medio de las peores tragedias, y Dios no ha cambiado.

Me acuerdo una canción basada en el Salmo 46 que cantábamos hace años y cuyo coro decía: "No tendré yo temor aunque la tierra tiemble y los montes se trasladen al mar."

Así que no temamos y tengamos confianza, que Dios nos protege y nos cuida.

Les dejo los primeros versículos del Salmo 46:

Salmo 46:1-3
1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, 
 Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. 
2  Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, 
 Y se traspasen los montes al corazón del mar; 
3  Aunque bramen y se turben sus aguas, 

 Y tiemblen los montes a causa de su braveza.