sábado, 19 de julio de 2008

Jesucristo, el Ungido - Parte 1

Hechos 10:38-39
38 Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.
Veamos en este capítulo acerca de Jesucristo, el Ungido.

En este pasaje vemos que Dios ungió a Jesús con el Espíritu Santo y con poder para capacitarlo para hacer bienes y sanar a todos los oprimidos por el diablo.

Veamos como lo traduce la Biblia del Pueblo de Dios y otras versiones
Hechos 10:38
38 Cómo Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo, llenándolo de poder. El pasó haciendo el bien y curando a todos los que habían caído en poder del demonio, porque Dios estaba con él.

Hechos 10:38 (Biblia Amplificada)
38 Como Dios ungió y consagró a Jesús de Nazaret con el Espíritu [Santo] y con fortaleza, habilidad y poder; como Él anduvo haciendo bienes, en especial, curando a todos los que habían sido dañados y oprimidos por [el poder del] diablo, porque Dios estaba con Él.
Estas versiones nos dan una idea más amplia de la unción sobre Jesús.

Veamos el significado de unción en el Nuevo Testamento:

Se utilizan varias palabras en el Nuevo Testamento, veamos las principales en cuanto al estudio del Diccionario del Nuevo Testamento de Vine: aleifo y crio.
1. aleifo, es el término general para una unción de cualquier clase, sea para refrigerio físico después de lavarse, por ejemplo, en Mateo 6:17; Lucas 7:38, 46; Juan 11:2; 12.3; o de los enfermos (Marcos 6.13; Santiago 5:14); o de un cuerpo muerto (Marcos 16.1). El material empleado para ello era bien aceite, bien ungüento, como en Lucas 7:38,46.

2. crio, tiene un sentido más limitado que aleifo; queda confinado a las unciones sagradas y simbólicas; de Cristo como el Ungido de Dios (Lucas 4:18; Hechos 4:27; 10:38 y Hebreos 1:9, donde se emplea metafóricamente en relación con el «óleo de alegría»). El título Cristo significa «El Ungido». Esta palabra (Cristos) se traduce «su Ungido» en Hechos 4:26 (NVI). Crio se emplea una vez de los creyentes (2 Corintios 1:21).
Entonces vemos que este término crio nos habla principalmente de Cristo, quien por medio de está palabra podemos llamarlo Cristo, el Ungido.