lunes, 11 de agosto de 2008

Jesucristo, el Ungido - Parte 3

Isaías 10:27
27 Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.

El profeta Isaías, mirando hacia adelante por el Espíritu de Dios, vio en el tiempo a Uno que destruiría el yugo (la opresión de Satanás) por causa de la unción.

La palabra destruir significa corromper algo absolutamente hasta que no tenga uso; que no sea bueno para poder ser usado por el diablo.

Jesús tenía totalmente sobre Él el poder removedor de cargas y destruidor de yugos.

¿Cómo funcionó esa unción sobre Jesús?

Hechos 10:38-39
38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Vemos 2 cosas en este pasaje, Jesús fue ungido con el Espíritu Santo y con poder para cumplir su ministerio.