jueves, 4 de febrero de 2016

Cual debe ser nuestra actitud al orar


Muchas persona se preguntan de que manera se deben acerca a Dios al momento de orar; algunos piensan que ofreciéndole algo a Dios, otros de manera contrita y humillada, y aún algunos por medio de sacrificios. Pero, ¿cuál debe ser nuestra actitud cuando oramos?

Jesús nos lo mostró claramente en Marcos 11:24 cuando dijo: "Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá."

Al acercarnos a Dios debemos ir creyendo; ¿creyendo qué? Que lo que Él ha dicho es verdad.

1 Juan 5:14-15
14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.
15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

Hablando de la oración, Juan nos dice que si pedimos conforme a Su voluntad Dios nos oye, y al saber que nos oye sabemos que tenemos las peticiones que le hemos hecho.

¿Como conocemos la voluntad de alguien? Conociendo lo que dijo.

Romanos 12:2
2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Para conocer la voluntad de Dios debemos renovar nuestra mente, es decir cambiando nuestra forma de pensar.

Ya en el Antiguo Testamento hablaba de esto y lo llamaba el pensamiento más alto que nuestro pensamiento:

Romanos 55:8-11
8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come,
11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Renovar la mente es pensar como Dios piensa, dejando que Su Palabra cambie nuestra forma de pensar, dejando que nuestros pensamientos dejen de ser los bajos pensamientos del mundo y pensemos de acuerdo a la forma de alta de pensamiento, la buena voluntad de Dios, que es agradable y perfecta.

Al conocer la voluntad de Dios, eso no permite creerle, y saber que todo lo que le pedimos ya es nuestro.

Como Jesús dijo en Mateo 21:22 hablando de la oración: "Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis."

Tu actitud al acercarte a Dios en oración debe ser creyendo que Dios ya respondió tu oración y por eso lo que le pediste ya es tuyo.