martes, 2 de febrero de 2016

El Principio Básico de la Oración: ¿Por qué responde Dios nuestras oraciones?


Cuando hablamos de la oración mucha gente tiene muchas ideas acerca de ella; pero en esta ocasión te voy a dejar el principio básico de la oración, el motivo por el cual Dios responde nuestras oraciones:

Dios es tu Padre y responde tus oraciones porque te ama.

Cuando Jesús dio su famoso Sermón del Monte nos enseño la conocida oración llamada El Padrenuestro. En esta oración Jesús reveló a Dios como nuestro Padre.

Mateo 6:9
9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

La oración debe ser siempre al Padre.

Mateo 7:7-11
7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?

11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Nuestro Padre celestial siempre está listo para responder a nuestras oraciones; pero, ¿por qué?

Juan 16:23-27
23 En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará.
24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.
25 Estas cosas os he hablado en alegorías; la hora viene cuando ya no os hablaré por alegorías, sino que claramente os anunciaré acerca del Padre.
26 En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros,
27 pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios.

Dios responde nuestras oraciones porque nos ama; no por las cosas buenas que hagamos, ni por nuestros muchos sacrificios sino porque nos ama.

1 Juan 4:16-19
16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.
18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.
19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

Dios nos ama, no hay duda de ello, ese amor que tiene no viene por iniciativa propia sino porque Él decidió amarnos primero. antes que lo amaramos, Dios nos amó primero.

Romanos 5:8
8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Aún cuando eramos pecadores, cuando ni siquiera teníamos conciencia de Dios; Dios nos amó primero. Dios no esperó a que fuésemos buenos para amarnos, ni tampoco que dejásemos de pecar. siendo aún pecadores nos amó y envió a Jesús a morir por nosotros.

1 Juan 3:1
1 Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.

Dios mismo, el Padre, nos ha llamado sus hijos; y es en esa realidad de ser sus hijos, en esa realidad de ser amados por el Padre, es que Dios responde nuestras oraciones.

El principio básico de la oración es que Dios, el Padre, responde tus oraciones porque eres su hijo y te ama.