viernes, 8 de julio de 2016

¿Cuál es el nombre que es sobre todo nombre?


Filipenses 2:5-11 (Biblia Expandida de Fe)
5 Tengan los mismos sentimientos, actitud y forma de pensar que tuvo Jesucristo (el Salvador Ungido),
6 quien siendo Dios mismo por naturaleza [al poseer la totalidad de los atributos que hacen que Dios sea Dios], y después de no estimar (ni considerar) el hecho de ser igual Dios (la expresión misma de la esencia divina) como un tesoro al cual agarrarse firmemente y retenerlo a cualquier costo;
7 sino que se despojó (vació, se rebajó voluntariamente) a sí mismo tomando la forma de un esclavo de nacimiento (siervo), haciéndose semejante a los hombres y naciendo como un ser humano.
8 Y estando en la condición (forma) de hombre se humilló aún más, pues se hizo obediente hasta el extremo de la muerte, la deshonrosa muerte en la cruz.
9 Por lo cual [, es decir, debido a ese acto voluntario de suprema humildad es que] Dios también Lo exaltó hasta lo sumo, y Le confirió (otorgó, concedió) el nombre que es sobre todo nombre,
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos,  y en la tierra,  y debajo de la tierra (en los abismos que se encuentran en las partes más bajas de la tierra);
11 y toda lengua confiese que Jesucristo (el Salvador Ungido) es el Señor,  para gloria de Dios Padre.

En este pasaje vemos lo que fue la entrada al mundo, propósito, muerte y exaltación de Jesús.

Podemos ver en 1 Timoteo 3:16: "E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria."

Jesús, la segunda persona de la Deidad, Dios mismo, se hizo hombre, con el propósito de morir nosotros, tomando nuestra lugar en la cruz, y es por eso que Dios le dio un nombre sobre todo nombre.

En Hebreos 1 vemos que el nombre que heredo fue incluso más excelente que el de los ángeles.

Hebreos 1:1-4
1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,
2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;
3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,
4 hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

¿Cuál es ese nombre tan grande y excelente?

Volvamos a Filipenses 2 para ver cual es ese nombre:

Filipenses 2:9-11
9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;
11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

En el verso 9 dice que lo exaltó hasta lo sumo y le dio un nombre que está sobre todo nombre. Y el verso 10 nos muestra cual es ese nombre, dice: "Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos,  y en la tierra,  y debajo de la tierra (en los abismos que se encuentran en las partes más bajas de la tierra)."

¿En el nombre de quién? En el nombre de Jesús.

Y debido a que recibió ese nombre Dios le dio un título: "El Señor." No debemos confundir el nombre con el título; Jesús es el Señor, el nombre sobre todo nombre es Jesús y el título que tiene es el Señor.

Veamos esto en el libro de Hechos, ¿cuál es el nombre que usaron los apóstoles para realizar milagros y prodigios?

Veamos el caso del paralítico de la puerta del templo:

Hechos 3:1-10
1 Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración.
2 Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo.
3 Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna.
4 Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos.
5 Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo.
6 Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
7 Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos;
8 y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios.
9 Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios.
10 Y le reconocían que era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto por lo que le había sucedido.

Luego de esta sanidad, Pedro empezó a hablar acerca de lo que le había pasado a este hombre y dijo algo realmente revelador:

Hechos 4:9-12
9 Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado,
10 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.
11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.
12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Como vemos no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombre en el que podemos ser salvos. El nombre d eJesús es el nombre que es sobre todo nombre.

Más adelante Pablo uso este mismo nombre:

Hechos 16:16-18
16 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.
17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.
18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

Vemos que el nombre que uso Pablo para echar fuera el demonio fue el nombre de Jesús.

Un caso interesante es el de los hijo de Esceva:

Hechos 16:13-17
13 Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo.
14 Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto.
15 Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois?
16 Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos.
17 Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Efeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús.

Estos 7 jóvenes sabían que había algo especial en el nombre de Jesús; lo usaron y fueron avergonzados.

Viendo este pasaje y otros podemos ver que el nombre que es sobre todo nombre es el nombre de Jesús.