domingo, 10 de julio de 2016

El Poder de la Resurrección


Hace un tiempo se cantaba en la iglesia una canción que hablaba del poder de la resurrección, siempre me causaba intriga esa frase, hasta que me encontré con Efesios 1:

Efesios 1:19-23
19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,
20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,
21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;
22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,
23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

El poder de la resurrección es sencillamente el poder de Dios que levantó a Jesús de los muertos.

En Romanos 1:4 nos amplía más la imagen: "Que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos,"

Siempre me intrigó esta frase "con poder", pero leyendo el comentario de Vincent encontré algo que me bendijo: "Fue declarado o establecido poderosamente; de una manera notable y triunfante, a través de su resurrección."

Este poder no solo es notable y triunfante sino que es superior a cualquier nombre que se pueda nombrar.

Y como dice en Efesios 1:22-23 ese mismo poder de la resurrección está disponible para nosotros: "Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo."

Así que usemos ese poder de la resurrección para nuestro beneficio, ya que Dios mismo lo proveyó para nosotros que somos el cuerpo de Cristo.