domingo, 9 de marzo de 2014

No se puede!!!!!

No se puede!!!!!


¡Qué profundas son las riquezas y los tesoros de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Qué incomprensibles, indescifrables e insondables sus decisiones y qué inescrutables, inexplorables e irrastreables sus caminos!
Porque ¿Quién conoce la mente y entiende los pensamientos del Señor? ¿Quién fue jamás su consejero?
- Romanos 8:33-34 

Cuenta una historia antigua que un reconocido hombre de Dios iba caminando por la playa, como cada mañana lo hacía, pensando y meditando en Dios.

Mientras caminaba vio a un niño con un pequeño balde que iba y venía llenando un pequeño hueco con agua.

En su curiosidad le preguntó:  "¿Qué haces?" Y el niño le respondió: "Estoy poniendo en mi balde todo el agua del mar para llenar este hueco que he hecho en la arena."

El sabio le respondió: "Pero eso no se pue hacer, es totalmente imposible."

Y el niño le respondió: "Tampoco puedes meter todo el conocimiento de Dios en tu cabezota."

Podemos pasar todo el tiempo de nuestras vidas estudiando y tratando de conocer a Dios pero nunca lograremos hacerlo en su totalidad; ni siquiera nos acercaremos un poquito.

Recuerdo cuando recién conocí al Señor, pensaba que todo lo sabía, tenía respuestas para todas los cosas, y si no sabía algo solo tenía que preguntarle a mi líder. Todo era tan fácil y sencillo. 

Han pasado casi 35 años y cada vez me doy cuenta lo menos que se, al estudiar la Biblia siempre encuentro algo nuevo, algo diferente, algo más claro.

No lo se todo, ni lo sabré en esta vida, no se puede.

Pero podemos caminar en la revelación que hemos aprendido, podemos creer lo que hemos encontrado en la Palabra.

No tratemos de entender todo, sencillamente no se puede, solamente sigamos estudiando y creamos lo que hemos aprendido de la Palabra,