martes, 7 de enero de 2014

No entendiendo el plan de Dios que nos hace justos

No entendiendo como Dios nos hace justos


Pues desconociendo e ignorando la justicia de Dios (por no entender la manera de Dios para alcanzar Su favor y aprobación) y procurando establecer su propia justicia por medio de las obras de la ley (es decir, aferrándose a sus propios medios para lograrlo), no se sometieron ni se sujetaron a la justicia de Dios (que es Su manera para alcanzar Su favor y aprobación).
- Romanos 10:3 (Biblia Expandida de Fe)

En este pasaje vemos como es que Israel no entendió cual era el plan de Dios para la justificación del hombre.

Ellos intentaban de alcanzar el favor y la aprobación de Dios por sus propias acciones mediante el cumplimiento de la ley mosaica.

Como dice la Nueva Traducción Viviente de este versículo; "Pues no entienden la forma en que Dios hace justas a las personas con él. Se niegan a aceptar el modo de Dios y, en cambio, se aferran a su propio modo de hacerse justos ante él tratando de cumplir la ley." 

La ley en si no es mala, pero se convierte en algo malo cuando tratamos de utilizarla para justificarnos delante de Dios.

Pero los judios no se dieron cuenta de lo que Romanos 3:20 nos explica: "Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado."  

El cumplir las obras de la ley no los hacía justos, Dios tenía otro plan para el hombre.

Romanos 3:21-25
21  Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; 
22  la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, 
23  por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, 
24  siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, 
25  a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, 

Dios tenía un plan, una manera de justificarnos, una manera que es aparte de la ley; es Su propia justicia que se recibe por medio de la fe en Jesucristo.

El plan de Dios era la obra de redención de Jesús en la cruz, Él tomando nuestro pecados y a cambio dándonos su justicia.

Como dice 2 Corintios5:21: "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él."

El plan de Dios nunca fue hacernos justos por medio del cumplimiento de las obras de la ley sino hacerlo por medio de la fe en Jesús.

Por eso, entendamos cual es el plan de Dios para recibir por la fe lo que Dios ya hizo por nosotros por medio de la obra de Jesucristo, nuestra justificación.