sábado, 10 de octubre de 2015

Cómo Fluir con Salmos, Himnos y Cánticos Espirituales en tu Vida Diaria

Cómo Fluir con Salmos, Himnos y Cánticos Espirituales en tu Vida Diaria

Recientemente aprendí algo maravilloso y es el fluir con salmos, himnos y cánticos espirituales en mi vida diaria.

En 1 Corintios 14:26 dice: “¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación.”

Veamos como dice en la Biblia Amplificada: “¿Hermanos, cual es entonces [el camino correcto]? Cuando se reúnen, cada uno tiene un himno, una enseñanza, una revelación de conocimientos especiales o de información o, una expresión lenguas [extrañas], o una interpretación de las mismas. [Pero] que todo sea constructivo, edificante y por el bien de todos.”

¿Donde es que obtenemos este suministro espiritual que traemos cuando nos reunimos?

Cuando voy a la iglesia siempre llevo mi Biblia, la Biblia no la encuentro recién en la iglesia, sino que la llevo de mi casa.

Del mismo modo, es de nuestro devocional diario con el Señor, del tiempo que pasamos con el Señor, cuando estamos solos en comunión con Él, que recibimos el suministro espiritual, el salmo, la doctrina, la revelación, la lengua, la interpretación.

Es en nuestra vida diaria de comunión con Dios que nos preparamos para traer a la iglesia estas cosas.

En Efesios 5:18-19 dice: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones”.

En el día de Pentecostés los discípulos fueron llenos del Espíritu Santo y; hablaron en lenguas, pero en este pasaje vemos que podemos ser llenos del Espíritu Santo de manera continua hablando en salmos, himnos y cánticos espirituales.

Nosotros podemos llegar a ser llenos diariamente en nuestras casas y recibir ese suministro espiritual para llevarlo a nuestras iglesias locales.

Preparémonos en nuestros hogares para el mover de Dios y la nueva ola del Espíritu Santo que ha empezado a moverse en el mundo.

En este serie de artículos aprenderemos como fluir en salmos, himnos y cánticos espirituales en nuestra vida de adoración diaria.