jueves, 1 de enero de 2015

Pablo presenta a los Gálatas su ministerio y mensaje


Gálatas 1:1-5 (Biblia Expandida de Fe)
1 Pablo, apóstol (mensajero, agente, enviado especial), no enviado ni designado (nombrado) por los hombres, sino por el propio Jesucristo y por Dios Padre, que lo resucitó de los muertos,
2 y los demás hermanos en la fe que están conmigo, a las iglesias de la provincia de Galacia.
3 Gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros) y paz (bienestar) de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo (el Ungido).
4 quien se entregó a sí mismo [y se dispuso a morir] por nuestros pecados, y nos rescató (liberó, sacó) de este presente mundo perverso (malo, inicuo) en que vivimos, conforme al plan trazado por nuestro Dios y Padre (Su voluntad y propósito);
5 para quien es  [y pertenece toda] la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Pablo escribió Gálatas entre los años 50 a 56 D.C. aproximadamente.

La escribió luego de hacer dos visitas a esa provincia (Gálatas 4:19); luego de haber ido por primera vez con Bernabé a esa zona entre los años 47 y 48 D.C. y luego con Silas cuando volvían del concilio de Jerusalén en el año 49 D.C. 

Desde el primer versículo Pablo empieza a mostrar la autoridad apostólica que tenía, ya que su ministerio había sido dado por Jesucristo mismo.

Esto lo hizo para empezar a mostrar que su ministerio y mensaje era diferente al de los judaizantes, los cuales proclamaban la ley como añadido a la fe para alcanzar la salvación.

Luego en los versículos 3 al 5 empieza a mostrar la naturaleza de su mensaje; la gracia de Dios se había manifestado a todos los hombres través de la obra de Jesucristo en la cruz, la cual estaba a disposición de todos los hombres para alcanzar la salvación.

En los próximos artículos estaremos viendo la Epístola a los Gálatas.